FRUTA

Por "fruta" uno se imagina muchas cosas, desde piñas a manzanas, melones a melocotones. Sin embargo, fruta en Brasil significa otra cosa. Parece que fuera inventada aquí mismo, en todas sus variables y desviaciones. Además nace y muere aquí, porque muchas no viajan legalmente nunca. Una visita a la frutería es una caída libre a través del agujero de Alicia, sólo que Alicia es chef y el país de las maravillas está lleno de favelas. 

Si primero fue la fruta, inmediatamente después vino el suco(zumo). La Eva brasileña no le ofreció una manzana a Adán, sino un suco de maçã, irresistible por lo auténtico, lo fresco. Acostumbrados como estamos al "a base de concentrado", la fruta exprimida "real" suena casi utópica. ¿En qué época desarraigada vivimos en la que un zumo es motivo de admiración? 

Uno de estos exóticos lujos baratos es el açaí. Se produce sobre todo al norte de Brasil, junto con el cupuaçu, bacuri o pupunha, por citar algunas otras frutas inusuales, aunque es original de Pará. El açaí de recolecta de 6 a 10 de la mañana o a partir de las 3 de la tarde, evitando las horas de infierno solar, por los peconheiros. Éstos trepan a las palmeras provocando a las hormigas de fuego y a las alturas, desempeñando uno de esos oficios casi extintos que los acomodados definiríamos como de temerario atrevido. Elaçaí se encuentra en casi todos los bares de esquina de Rio, normalmente en forma de granizado y con frutos secos por encima. Tiene un sabor muy dulce e intenso, y deja una sombra en la boca parecida a la del vino tinto.

Por último, otra sorpresa para mí fue descubrir el zumo de caña, o, como mejor lo recuerdo, zumo de un palo. Que el azúcar de caña viene de una caña es hecho conocido y popular. Sin embargo, encontrarse de frente con el origen de lo dulce, no es tan fácil de asimilar. Parece más magia que tecnología, cuando el camarero mete un palo por un agujero de la máquina, y sale un zumo por el otro. Eso sí, dulce hasta el borde de la embriaguez, que le deja a uno preguntándose por los límites del paladar.